SENTENCIAS PALENCIA

SENTENCIAS PALENCIA
PULSAR PARA VER SENTENCIAS

miércoles, 22 de octubre de 2014

Los directivos accedieron a créditos a tipos de interés bajos

Los directivos de la entidad accedieron a créditos, personales y a empresas vinculadas, en condiciones que en muchos casos eran más ventajosas que las ofrecidas a los clientes. La maniobra, en cualquier caso legal -se recoge en los documentos oficiales-, está registrada en los informes de gobierno corporativo que la entidad remitía periódicamente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. De hecho, aparecen operaciones de esta índole entre los años 2004 y 2009, según los informes a los que ha tenido acceso este diario. En muchos casos se trataba de préstamos millonarios. 

Por ejemplo, en 2007 el entonces presidente de Caja España, Santos Llamas -ahora imputado por la venta de preferentes- aparece asociado a varias operaciones de estas características. Un crédito a una empresa vinculada por 150.000 euros al euribor más 0,75% u otros por 600.000 ó 700.000 euros a un tipo de interés del 1% más el euribor muestran esta situación. Solo en 2007, el nombre de Llamas aparece vinculado a doce operaciones similares. La más abultada rozó los nueve millones de euros.

En 2008 fueron los consejeros Bernardo Álvarez o Alfredo Fernández los que sumaron más operaciones a este respecto. En el caso de Álvarez se recogen préstamos hipotecarios a familiares -por 83.000 euros-, líneas de comercio exterior a empresas vinculadas -150.000 euros una operación y 200.000 otra- o un aval de 220.000 euros a otra empresa vinculada con un plazo de doce meses y una comisión de apertura del 0,25%. La actividad de Alfredo Fernández registra apuntes en campos tales como "préstamo de convenio colectivo a empleados", "anticipo salarial a empleados" o préstamo personal a un familiar.

Caja España argumenta que los datos que aparecen en dichos informes sobre los miembros del Consejo de Administración corresponden a su condición de clientes de la entidad y califica al documento como "ejercicio de transparencia". Estas operaciones son, por tanto, legales en tanto que aparecen en los informes que la propia entidad remitía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. No obstante, llama la atención lo abultado de las operaciones, que llegaron a varios millones de euros en el caso de algunos de los consejeros de la entidad que posteriormente se fusionaría con Caja Duero.

Fuente de datos: laopiniondezamora.es

Barclays, Santander, Unicaja y La Caixa, las entidades con comisiones más elevadas


      Ana Botín se dirige por primera vez como presidenta de Banco Santander a los accionistas Reuters
Madrid (Europa Press).- Barclays, Santander, Unicaja y La Caixa son las entidades que aplican unas comisiones más elevadas, según un estudio elaborado por Facua, que pone de manifiesto que las comisiones pueden llegar a superar los 270 euros, dependiendo del banco del que se trate. Según la encuesta, el usuario tipo abona al año una media de 168,73 euros si no tiene domiciliada la nómina, prestación por desempleo o pensión. En este caso, las comisiones se disparan hasta los 271,41 euros si es cliente de Barclays y hasta los 248,4 euros si pertenece al Santander.
Si fuera cliente de Unicaja pagaría 242,4 euros de comisiones y 239,9 euros en el caso de La Caixa. En el otro extremo se encuentra ING, donde las comisiones rozarían los 25 euros, y Triodos Bank, con 30 euros. Para hacer este análisis, Facua se ha fijado en un consumidor que cada mes paga seis recibos mediante domiciliación bancaria, realiza siete pagos con tarjetas de débito y al menos uno a crédito, efectúa cada año dos transferencias y dos ingresos de cheques, abona un total anual de dos recibos no domiciliados, se queda al descubierto en dos ocasiones y una de ellas el banco le notifica la situación de 'números rojos'.
Facua explica que todos los bancos analizados dejan de cobrar la mayoría de las comisiones si el usuario tiene domiciliada la nómina, prestación por desempleo o pensión siempre que éstas alcance una determinada cantidad. Solo ING y Triodos Bank no cobran comisiones de mantenimiento, administración, ingreso de cheques y transferencias independientemente de que el usuario tenga la nómina domiciliada o no.
Comisiones por ingresos y descubiertos 
Casi todos los bancos cobran una comisión por ingresar dinero en efectivo en una cuenta de una tercera persona por ventanilla si el usuario no es cliente de la entidad. Cajasur y Kutxabank aplican 4 euros. Abanca, Barclays, Santander y Unicaja cobran 3 euros por este concepto, seguida de los 2 euros que aplican Bankinter, La Caixa, Kutxabank y Sabadell. Si el usuario se queda en descubierto, aunque sea unos pocos euros, el banco le cobra de media 11,62 euros.
El importe mínimo más elevado por encontrarse en descubierto lo aplican Barclays y Santander, 18 euros cada uno. En caso de que la entidad reclame el descubierto, notificando por escrito al consumidor la deuda, le cobra de media 32,88 euros. Mare Nostrum (BMN) es el que aplica la comisión más alta, 37 euros. El importe medio anual por mantenimiento en una cuenta donde el usuario no tiene ingresos regulares domiciliados es de 44,63 euros, siendo el cobro mayor el de Barclays, que alcanza los 72 euros, seguida de los 60 que cobran Kutxabank, Popular, Sabadell, Santander y Unicaja.
Comisiones para usuarios sin nómina 
Once de las dieciséis entidades analizadas cobran una comisión por cada movimiento realizado en cuenta si el titular no dispone de nómina, prestación por desempleo o pensión domiciliada. El coste más caro por esta gestión es de 0,6 euros y lo aplican Barclays, BBVA, La Caixa, Sabadell, Santander y Unicaja. Los dieciséis bancos analizados cobran a un usuario sin ingresos regulares 20,13 euros de media anual como comisión de mantenimiento por una tarjeta de débito, mientras que por una de crédito la media es de 33,81 euros.
Los bancos que aplican cuotas de mantenimiento más altas por las tarjetas son Bankinter, 30 euros por las de débito y 50 por las de crédito, y Santander, 28 y 43 euros, respectivamente. Por su parte, ING Direct y La Caixa no cobran comisiones por tener tarjetas de débito o crédito. Finalmente, el importe medio de las transferencias emitidas de forma manual a otra entidad realizado por cuenta es del 0,31% del valor, con un mínimo medio de 3,33 euros, cuando un usuario no tiene ingresos regulares domiciliados. 
Fuente de datos: lavanguardia.com

martes, 21 de octubre de 2014

UPL denuncia la existencia de tarjetas 'black' en Caja España Duero y de gastos irregulares

Había tarjetas 'cuando el hoy Banco Ceiss era Caja España Duero. Así lo ha denunciado este martes la Unión del Pueblo Leonés (UPL), formación que asegura tener pruebas de que este tipo de tarjetas que han desvelado una auténtica trama en Bankia también eran de uso común en la entidad castellano y leonesa.

«Desde UPL denunciamos que han existido tarjetas opacas en Caja España Duero» ha asegurado el secretario general de la formación, Eduardo López Sendino, por lo que ha instado «al Banco de España y al FROB» a abrir una investigación sobre esta cuestión.

«Entendemos que ambos son los organismos competentes y les instamos a realizar los oportunos controles a fin de determinar el uso de estas tarjetas», ha remarcado.

Sociedades participadas

Sendino ha denunciado que, además de existir tarjetas opacas en la alta dirección, también éstas podrían haber sido utilizadas en sociedades participadas por Caja España Duero como -ha citado textualmente- «Viproelco, Inmocaja o Ibergestión».

Desde la UPL no se han querido citar gastos concretos pero se ha remarcado que los mismos estaban fuera de la normalidad de este tipo de tarjetas. A modo de ejemplo se ha enumerado compras «en comida y ropa», pero sin ofrecer más detalles. «Compras en todo caso ajenas a la representación de la entidad», también se ha advertido.

Sendino ha insistido en que ningún cargo de la UPL hizo uso de estas tarjetas pese a estar dentro del consejo de administración y ha insistido en pedir responsabilidades «a nivel judicial», pero siempre con una investigación previa por parte del FROB y el Banco de España.

Colaboración

La Unión del Pueblo leonés ha recordado las millonarias ayudas recibidas por el Banco Ceiss durante su proceso de saneamiento y ha pedido la colaboración de Unicaja para desvelar esta trama.

López Sendino, por último, ha querido dejar claro que «la existencia de este tipo de tarjetas» era real y que el gasto con las mismas puede «compararse» al caso de Caja Madrid -Bankia-.

Fuente de datos: elnortedecastilla.es

Medel y seis consejeros de Unicaja seguirán en la nueva etapa de la caja como fundación


La nueva estructura que gestionará la Obra Social nacerá con una dotación de 59,2 millones y estará dirigida por un patronato con quince miembros

En pocas semanas, Unicaja dejará de ser una caja de ahorros y se transformará en una fundación bancaria que continuará gestionando la Obra Social y siendo accionista mayoritaria de Unicaja Banco. La nueva estructura tendrá un órgano de gobierno diferente al de la caja: en vez de un consejo de administración, un patronato, cuyos miembros no percibirán retribución por su labor. Pero será una cúpula en buena medida continuista, puesto que siete de los actuales consejeros de Unicaja pasarán a ser patronos de la fundación: su presidente, Braulio Medel; sus vicepresidentes Manuel Atencia y Juan Fraile, y los vocales Federico Beltrán, Carmen Espín, Pedro Fernández Céspedes y José Luis Gómez Boza. Además, el patronato contará con dos personas ajenas a Unicaja: el abogado Manuel Olivencia y el economista Emilio Ontiveros, que se incorporarán como «expertos financieros de reconocido prestigio».

Estos nueve nombres fueron propuestos ayer por el consejo de Unicaja y serán refrendados por la asamblea general extraordinaria que el 31 de octubre abordará la transformación de la caja en fundación. En total, el patronato de la Fundación Bancaria Unicaja tendrá quince miembros. Aparte de los ya mencionados, habrá otros dos patronos nombrados por las entidades fundadoras de la caja: la Fundación Moctezuma, el Obispado de Almería, la Diputación de Málaga, la Diputación de Jaén, la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Antequera. Todas estas instituciones estarán representadas según «turnos rotatorios de diferente duración», según sus portavoces. Inicialmente, se sentarán en el patronato los representantes de la Fundación Moctezuma y del Obispado de Almería.

Además, el máximo órgano de gobierno de la Fundación Unicaja contará con un representante de la Junta de Andalucía, como «entidad representativa de intereses colectivos en el ámbito de la fundación». Asimismo, con ese carácter se prevé que designe un representante la Academia de Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía.

La Fundación Bancaria Unicaja tendrá una dotación fundacional de 59,2 millones de euros, integrada por activos inmobiliarios que en su mayor parte procedentes de la Obra Social.

Según indica la entidad en una nota, se ha acordado proponer la dotación fundacional de la futura fundación bancaria, que estará integrada por activos con un valor contable de 59,2 millones de euros.

Asimismo, se ha aprobado la propuesta de estatutos por los que se regirá la fundación bancaria. En dichos estatutos se contempla que todas las entidades fundadoras de Unicaja (Fundación Moctezuma, Obispado de Almería, Diputación de Málaga, Diputación de Jaén, Diputación de Cádiz y Ayuntamiento de Antequera) estarán representadas en el patronato según turnos rotatorios de diferente duración.

Inicialmente, formarán parte del patronato los representantes de la Fundación Moctezuma y del Obispado de Almería.

También los estatutos prevén la presencia de un representante de la Junta de Andalucía como entidad representativa de intereses colectivos en el ámbito de la Fundación. Asimismo, con este carácter se ha propuesto que pueda designar un representante la Academia de Ciencias Sociales y del Medio Ambiente de Andalucía.

Adicionalmente, se proponen como miembros del patronato de la futura fundación a siete integrantes del actual consejo de administración de la caja de ahorros Unicaja, esto es, Manuel Atencia, Federico Beltrán, Carmen Espín, Pedro Fernández Céspedes, Juan Fraile, José Luis Gómez Boza y Braulio Medel.

Igualmente, se proponen como miembros del patronato, en su calidad de expertos financieros de reconocido prestigio, a Manuel Olivencia, catedrático emérito de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla, y Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid.

Fuente de datos: diariosur.es

Liberbank incluye a preferentistas en una lista de morosos

La Plataforma de Afectados por las Participaciones Preferentes ha denunciado este sábado que Liberbank ha incluido en una lista de morosos a preferentitas que rubricaron un préstamo de liquidez, ahora vencido, a pesar de que han demandado al banco para pedir la nulidad de las preferentes y del préstamo.

Según asegura en un comunicado recogido por la agencia Efe, los afectados suscribieron el préstamo "empujados por la necesidad o pensando que era la devolución del dinero" y en ambos supuestos, dice, "mal informados por los empleados de Caja Cantabria".

La plataforma, que ha tenido conocimiento de varios casos aunque sospecha que "puede haber muchos más", ha difundido un documento enviado a un preferentista, en el que se le informa de que se ha incorporado a un fichero sobre incumplimentos de obligaciones dinerarias una operación en la que interviene y en la que se ha producido un incumplimiento de pago.

En ese documento se le recuerda que tiene derecho a conocer la totalidad de las informaciones contenidas en el fichero sobre esa operación, así como el de rectificar, cancelar u oponerse a cualquier dato que considere erróneo, para lo que deberá remitir una solicitud por escrito.

Para la plataforma, la inclusión en ese fichero de afectados por las preferentes a los que, según afirma, "endosaron un préstamo para compensar la ausencia de solución al problema" es "un nuevo atropello de Liberbank para con los estafados, y demuestra la bajeza y conductas rastreras de este banco".

Fuente de datos: eldiario montañés.es

lunes, 20 de octubre de 2014

¿Hacienda hará aflorar ‘el negro’?

¿Quién no conoce a Miguel Blesa y a Magdalena Álvarez tras sus fechorías? Cada uno se ha corrompido con lo que le rodeaba y como podía. Pero... ¡qué casualidad!... los dos son inspectores de Hacienda. Eso es una prueba de que durante años el zorro lo hemos tenido dentro del gallinero, incluso ha llegado a corromper a muchas gallinas. 

Los resultados están ahí. Mientras Blesa negaba la mayor sobre sus gastos y mentía a todo el mundo -- incluso ‘regateó’ indignamente contra el juez Elpidio --, Magdalena Álvarez seguía llenando sus particulares arcas con suculentos sueldos extranacionales: a pesar de su mala lengua, su peor dicción y su escandalosa reflexión. 

La historieta de Caja Madrid y las presuntas facturas gastadas en prostitutas, clubes de alternes, restaurantes, muebles, viajes y vicios insospechados no tardarán en salir a la luz. No han faltado jugarretas para que eso no salga, pero hay dos diarios de tirada nacional que ‘no se casan con cualquiera ́. De todos es conocido que las tarjetas opacas de Caja Madrid suponían un claro inflamiento de los sueldos que superaba un 11%. De eso Hacienda sabía mucho, pero siempre me he preguntado ¿por qué miraba para otro sitio? 

Ahora, el Ministerio de Hacienda ha quedado con las ‘colgaduras’ al descubierto. Debería de haber investigado hace años a los, sospechosos y poco fiables, inspectores de Hacienda; ahí está la madre del cordero. No lo quisieron ver los ministros de Hacienda de Rodríguez Zapatero y tampoco los de Mariano Rajoy. En este momento, Cristóbal Montoro tiene un problema que se va a incrementar con el paso de los meses; sobre todo de aquí a las elecciones generales. Que nadie descarte que pueda salir tarifando de Hacienda; máxime cuando decida investigar casos similares a las ‘black’ de Caja Madrid, pero en el Ibex y en otras entidades al estilo de Novacaixagalicia, Caja España, Caixa Cataluña,.... 

Situación que no se había contemplado hasta ahora son los presuntos casos de tarjetas utilizadas en Caja España. En este sentido, Izquierda Unida ha tirado la primera piedra y parece que ha encontrado respuesta. Ya ha salido un exconsejero diciendo que sí se utilizaban tarjetas entre los miembros del Consejo de Administración, aunque con otras formas de uso. ¡Ojo, ahí pueden estar implicados procuradores de las Cortes de Castilla y León, profesores universitarios, concejales, alcaldes, expresidentes de diputaciones, exdelegados de Gobierno,....! 

La Hacienda pública puede encontrarse con su propia corrupción en el momento en que contrate a los consabidos 700 agentes anti fraude, con el fin de cuadrar el déficit que se le viene encima en 2015 al Gobierno de Rajoy. Después de no querer saber nada de la economía sumergida durante años, ahora se dan cuenta de que puede aflorar alrededor de 15.000 millones y que esa cantidad puede acabar por arreglar las malas cuentas del señor Montoro. 

¿Y en qué se van a empeñar esos 700 agentes? Pues al parecer se pretende aumentar la recaudación en impuestos procedentes del impuesto de Sociedades y del consumo. Millones de ciudadanos no estamos dispuestos a pagar IVA, porque Hacienda no somos todos, como se ha comprobado en la corrupción y el fraude de Caja España, Caja Madrid, Novacaixagalicia, ERE, Gürtel,... El Ministerio de Hacienda pretende ingresar como sea y a costa de quien sea, aunque luego no se cumplan los objetivos, como sucedió con el famoso blanqueo al que optó la familia Pujol, el corrupto de SOMA-UGT de Asturias, Rodrigo Rato y tantos y tantos ladrones de guante blanco, cuello almidonado, largo brazo y ágil mano. 

La ciudadanía no puede estar en desacuerdo respecto a la contratación de esos 700 agentes anti fraude, bien por vía simple o bien dentro de la oferta extraordinaria de empleo público. Pero también es verdad que se puede hacer con lo que hay ahora, y no es necesario gastar más dinero; un dinero del que la Hacienda pública no está sobrada. 

¿Por qué digo que no hacen falta más agentes anti fraude? Pues sencillamente porque según declaraciones del director de la Agencia Tributaria, Menéndez Menéndez, en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, incidió en que durante el primer semestre del actual ejercicio económico, las actuaciones de la AEAT han sido extraordinarias. Tanto es así que han aflorado cerca de 6.000 millones de euros, por lo que reiterando sus palabras: “son los resultados del mejor semestre de la serie histórica de la Agencia Tributaria”. 

Cuando la Hacienda pública acabe dándose de morros con lo que puede encontrar en su propia casa -- dada su consabida dejadez hasta ahora-- confío en que siga adelante. No quiero pensar como Paul Valery, quien decía que las obras no se acaban, sino que se abandonan.

Fuente  de datos: diariosigloxxi.com 

UPL afirma que hubo 'tarjetas opacas' en Caja España y pide al Banco de España y al FROB que las investiguen

Carlos S. Campillo / ICAL El secretario general de UPL, Eduardo López Sendino, informa sobre las tarjetas opacas de Caja España.

A la Unión del Pueblo Leonés le consta la existencia de las llamadas tarjetas opacas en Caja España. Así lo aseguró hoy el secretario general de la formación, Eduardo López Sendino, quien afirmó que a título personal tiene conocimiento de "tres o cuatro pero podrían ser muchas más". La formación reclama al Banco de España y al FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) que lo investigue y que, después de tener los datos correspondientes, acudan a la Fiscalía para que se depuren responsabilidades -si las hay- en los tribunales.

A López Sendino le parece que la fórmula de la querella utilizada por Izquierda Unida al respecto no es la más adecuada en este caso. El Banco de España y al FROB son los organismos competentes y quienes fiscalizan a las entidades financieras y puede remitir sus conclusiones a la Fiscalía y al juzgado", argumentó.

La misma investigación que solicita UPL para Caja España la reclama para sociedades participadas por ésta, ya que creen que el mismo tipo de situación se puede haber dado en ellas. "Queremos que se sepa cuántas tarjetas opacas había, quién las tenía y para qué se utilizaron", señaló despues de asegurar que tienen constancia de que el destino que se le dio era para compras particulares. "No podemos dar los nombres pero sabemos que se usaron para gastos personales que era muy obvio que no son de representación", dijo.

Caja España

Caja España ha sido la entidad insignia de la provincia, heredera de la antigua CajaLeón, hasta su fusión con Caja Duero, conversión en Banco Ceiss y nacionalización por su falta de solvencia. Tras varios años de tiras y aflojas finalmente fue adjudicada a la caja malagueña Unicaja, que la convirtió en una filial de su banco.

Banco Ceiss (heredero de Caja España-Duero) ha recibido durante la crisis 4.266 millones de euros públicos, vía FROB y Sareb. Del FROB I Caja España-Duero recibiró 525 millones de euros públicos, considerados irrecuperables y del FROB III recibió otros 604 millones de euros. Del banco malo -Sareb- Banco Ceiss recibió además 3.137,3 millones de euros por sus activos inmobiliarios tóxicos.

Para quedársela Unicaja logró un fondo de 1.250 millones de euros para futuros problemas en el capital y que el FROB haya dispuesto de otros 200 millones de euros adicionales para posibles insolvencias.

Fuente de datos: íleon.com

Una víctima del aceite de colza recupera 140.000 euros en preferentes

Un juzgado de Madrid ha condenado a Bankia a devolver 140.000 euros en preferentes a un matrimonio de ancianos, la mujer afectada por el aceite de colza en los años ochenta. La justicia destaca que la finalidad de las preferentes fue "captar fondos para fortalecer los recursos de Caja Madrid y reforzar su solvencia deteriorada por la crisis económica y financiera".

Quedó incapacitada en los años ochenta después de ser víctima del aceite de colza, y una vez jubilada descubrió que 140.000 euros de sus ahorros, parte de la indemnización, habían quedado atrapados para siempre en las denominadas participaciones preferentes. Ahora un juzgado de instrucción ha condenado a Bankia a devolverles a ella y su marido, también jubilado, el dinero que invirtieron en preferentes de Caja Madrid en 2009, por entender que la entidad no ofreció suficiente información a este matrimonio que, según explica la demanda y los informes periciales, no tenían "especial cualificación ni conocimientos económicos o financieros profundos como para comprender la naturaleza y funcionamiento" de las preferentes. Fuentes cercanas al caso han confirmado que Bankia ya ha devuelvo el dinero a este matrimonio.

Según indicaba la demanda, este matrimonio tenía sus ahorros desde hacía más de veinte años en Caja Madrid, "en cuyos empleados tenían plena confianza", y acudieron a la sucursal para reclamarlos cuando el escándalo de las preferentes saltó a la palestra en los medios de comunicación. Según los demandantes, el dinero que invirtieron en preferentes provenía de la venta de una vivienda que habían adquirido con la indemnización de la mujer, obtenida después de haber sido víctima del "síndrome tóxico" del aceite de colza en los años ochenta, lo que le dejó incapacitada.

Ahora una sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER declara probado que Caja Madrid adjudicó estas preferentes a la afectada sin que fuera consciente de lo que estaba adquiriendo, teniendo además en cuenta su perfil de minorista: "Ni por sus circunstancias personales ni experiencia inversora parece que las preferentes fueran un producto idóneo para ellos, y la entidad no ha acreditado que los demandantes fueran conscientes de las verdaderas características y riesgos del producto". Tampoco existen pruebas, según la sentencia, de que Caja Madrid "les facilitase toda la información precisa de forma clara y transparente".

Es más, uno de los dos tenía reconocida la condición de minorista por la propia entidad lo que obligaba a otorgarle la máxima protección.

Una "campaña masiva" para vender preferentes a minoristas

El juez que firma esta sentencia dedica también varios párrafos al contexto en que Caja Madrid se dedicó a comercializar las participaciones preferentes entre sus inversores minoristas: "Como ya es notorio, la suscripción de preferentes por clientes minoristas formaba parte de una campaña de comercialización masiva dirigida a este tipo de clientes e iniciada por CajaMadrid". Para el magistrado, que utiliza este argumento para reforzar su sentencia, esta emisión de preferentes a minoristas tenía por objetivo refinanciar la caja: "Su finalidad era la captación de fondos para el fortalecimiento de los recursos propios del grupo CajaMadrid y reforzar su solvencia, ya deteriorada como consecuencia de la crisis económica y financiera".

También rechaza el argumento empleado por la defensa de la caja, que alegaba que el matrimonio ya había adquirido estas preferentes en 2004 y que en 2009 lo único que habían hecho era renovarlas: "Aquella primigenia inversión en preferentes se pudo realizar con idéntico desconocimiento al que se padece cuando se realizan las posteriores", reza la sentencia, descartando la teoría de la defensa de la actual Bankia quien señalaba que había cumplido toda la normativa vigente y que si este matrimonio contrató preferentes fue por la motivación de "obtener un alto interés" y que sólo interesaron la nulidad del proceso cuando su inversión "dejó de ser rentable".

Un test "inútil" que responsabiliza al preferentista

El denominado 'test de conveniencia' que firmó este matrimonio para adquirir las preferentes de Caja Madrid también merece un serio reproche por parte del magistrado que firma la sentencia: entiende el juez que lo que pretendía el test es "trasladar al propio cliente la responsabilidad" sobre la compra de preferentes, "dejando que sea él mismo quien decida si conoce o no estos productos". Unas preguntas "muy generales que no van en ningún caso referidas a las participaciones preferentes" y que en este caso particular el test "no se ajusta a lo que exige la normativa, presenta deficiencias y resulta inútil para el fin que se debería cumplir".

En cuanto a este 'test de conveniencia', el juez también arroja algunas dudas sobre las circunstancias en que se rellenó, apuntando al trabajador de Caja Madrid que les vendió el producto: "Las respuestas no son rellenadas de puño y letra por el cliente, lo que suscita serias dudas sobre el método empleado por el comercializador del producto, el test elude cualquier mención del nivel de estudios y la profesión de la cliente, a pesar de lo que exige el Reglamento".

Las preferentes, poco preferentes

En una sentencia demoledora contra la comercialización de preferentes a minoristas como este matrimonio, el juez también tiene palabras para el término "preferentes" con el que se denomina habitualmente a estos productos: "Su denominación resulta ya de por sí equívoca pues la 'participación preferente' no confiere derechos políticos de ninguna clase ni desde luego otorgan a su titular facultad ninguna que pueda calificarse de privilegiada". Al contrario, destaca la sentencia, en caso de quiebra de la entidad emisora los inversores quedan por detrás "de todos los acreedores comunes y subordinados".

Fuente de datos: cadena ser.com

domingo, 19 de octubre de 2014

Dos jubilados vencen a la banca con la mayor preferente de España


El caso es la mayor preferente hecha pública hasta ahora en España. Un matrimonio casi octogenario de Zaragoza adquirió en 2004 casi medio millón de euros preferentes comercializadas por Caja España (hoy banco Ceiss). La pareja, con formación universitaria, recibía puntualmente los intereses generados por el dinero ahorrado durante toda su vida hasta que un día un extracto bancario los sobresaltó. 

En las posiciones que recibían cada mes, los 434.000 euros que mantenían en títulos preferentes se habían convertido, de la noche a la mañana, en 181.000 euros en un producto financiero llamado “bonos necesariamente contingentes”. El matrimonio no entendía la terminología financiera, pero asistía, sin esperarlo, a la desaparición de casi 250.000 euros de sus cuentas.

Lineamiento del Frob 

Perturbado por la evaporación de sus ahorros, el afectado acudió cada día a la sucursal bancaria donde sólo recibía una respuesta: “es el procedimiento que marca el Frob”. El Frob, término desconocido hasta entonces por la pareja, no era otra cosa que el banco malo, la entidad que absorbió todos los activos tóxicos de las cajas y bancos que habían sido arrastrados por sus desfases durante los años de abundancia.

Cada día el afectado asistía al banco, exigía la presencia del director y tomaba anotación, de su puño y letra de todo lo que le decían los trabajadores, de las excusas que usaba el director de la oficina para no atenderlo y dar explicaciones por la repentina desaparición de su dinero. Estaba armando su propio diario de penurias financieras. Tampoco tuvo suerte en el acto de conciliación, donde el conciliador --generalmente un auditor con importantes contratos con la banca-- denegó, por medio de una breve carta informativa diseñada para todos los casos, la devolución del dinero. Sólo quedaba entonces la opción judicial.

El monstruo amorfo 

Pero lo peor aún estaba por llegar. En medio del juicio, el matrimonio afectado recibió un nuevo extracto bancario con otra sorpresa demoledora. Los 185.000 euros de “bonos necesariamente contingentes” se habían convertido en 1.450 euros en acciones. El dinero de toda una vida se había esfumado a través de un complejo proceso financiero con el cual el banco logra transformar el pasivo (los ahorros de sus clientes) en activo.

El rendimiento de las participaciones tienen una reducción fiscal, en cambio, el dinero de las preferentes pasan a formar parte del activo. En términos fiscales, también es un negocio redondo: la entidad pasa de tributar a descontar. Al final, es la forma de ampliar capital sin ningún riesgo, porque todo el riesgo lo asume, sin saberlo, el cliente.

“Nos enfrentamos con un monstruo amorfo porque no sabemos de quién es la responsabilidad. Los trabajadores del banco suelen decir que ellos tampoco tenían conocimiento del producto que vendían”, explica Salvador Peña que, junto a su hijo Ricardo Peña, representó al matrimonio demandante.

La sentencia El juicio comenzó con una pregunta demoledora del juez a la acusación: “¿Cómo se explica que 434.000 euros se hayan convertido en 1.400 euros?” Hace dos semanas, el juzgado número 10 de primera instancia de Zaragoza dictó sentencia contra la entidad bancaria, que ha sido condenado al pago de 430.000 euros más intereses y costas del proceso judicial.

Fuente de datos: t.economiadigital.es

sábado, 18 de octubre de 2014

El Gobierno utiliza el escándalo de las tarjetas opacas de Bankia y Caja Madrid para vender 'limpieza'

Fiscalía y FROB piden fianzas para Blesa y Rato 

  • Tras su pasividad en la investigación por la salida a bolsa de Bankia
  • Y por la emisión de preferente

Fiscalía y FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), o lo que es lo mismo, Fiscalía y ministerio de Economía, han endurecido su postura frente a los exdirectivos de Bankia. El jueves ambas partes solicitaban la imposición de una fianza civil para Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, y Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, por la pieza separada del caso Bankia que investiga el uso de las tarjetas opacas. Una postura que contrasta con la casi inexistente posición que han desempeñado en la causa contra la salida a bolsa de Bankia y en la pieza sobre las preferentes, tal y como han denunciado en varias ocasiones las partes personadas como acusación: Unión Progreso y Democracia (UpyD) y la plataforma 15MpaRato.
Blesa y Rato tendrán que depositar antes del miércoles sendas fianzas civiles de 16 y tres millones por el escándalo de las tarjetas opacas de Bankia y Caja Madrid, tipificado como administración desleal.
Así lo ha decidido el juez tras la petición de la Fiscalía y el FROB. Aunque pueden recurrir esta decisión, y todo punta a que lo harán, deben no obstante depositar esas cantidades o tendrán que responder con su patrimonio, es decir, podría asumir el embargo de sus bienes.
Ha llamado la atención que, por primera vez desde que se iniciara esta investigación, los representantes públicos, en este caso Fiscalía y FROB(organismo dependiente del ministerio de Economía y que ostenta la participación pública en Bankia), han sido muy activos, incluso “duros” con los acusados. También el juez Andreu, según fuentes de la acusación, ha sido más severo.
La partes personadas en la causa se sorprenden porque por fin el fiscal actúa
A diferencia de la pieza sobre los preferentistas, la Fiscalía ha llegado a las declaraciones “con los deberes” hechos para desmontar las defensas de los acusados. Argumentos que han caído por su propio peso entre constantes contradicciones entre ellos sobre si los gastos eran retribuciones variables o parte de las nóminas o si se declaraban y quién lo hacía; así como permanentes reproches cruzados acerca de quién ideó este sistema. En general, todos han recurrido a la excusa de que eran prácticas “heredadas”.
El exdirector financiero de Caja Madrid y Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, al que señalaban como ideólogo y que fue el que más gastó con estos plásticos, ha explicado que el presidente era el que lo controlaba todo y decía quién tenía tarjeta. La pelota cae así en el tejado del que era presidente de Caja Madrid Blesa, quien ha señalado a su predecesor, Jaime Terceiro, e incluso a áreas como el Comité de Medios o Recursos Humanos de la entidad, que según él controlaban y decidían sobre las retribuciones a los consejeros. También ha apuntado al Banco de España, “que debía saberlo”.
Contradicciones pero un punto en común: yo no era el responsable, fue otro
Barcoj también explicaba que, al llegar Rato, en enero de 2010 -asume la presidencia de Bankia cuando aparece Caja Madrid- se retoma esta práctica hasta que se anula a finales de 2011. Pero en febrero de 2012, Rato restaura el sistema y le vuelve a dar una tarjeta. El exministro de Economía y director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), por su parte se limita a indicar que era un sistema que estaba cuando él llegó.
En la sala, fuentes de la acusación explican que Rato y Blesa protagonizaron momentos de confusión, mientras que la Fiscalía y el juez han sido mucho más activos e incisivos en su interrogatorio y llevaban más preparado su papel. Hasta el punto de que en varias ocasiones han interpelado a los imputados por leyes y normas de la Comunidad de Madrid o del FROB que impedían cobrar retribuciones variables a los miembros de cajas que habían recibido ayudas públicas.
Rato y Blesa sufren momentos de confusión.
En este punto han llegado las contradicciones entre Barcoj, Blesa y Rato sobre si los gastos de las tarjetas opacas eran parte de la nómina, como ha dicho Rato o, como ha reconocido Blesa, una retribución variable. Y también las contradicciones entre ellos mismos, por ejemplo, Blesa, que ha asegurado que pensaba que era la caja la que declaraba estos gastos, pero que está al corriente con Hacienda porque hizo una declaración complementaria en la que los incluyó.
Como comentaba esta misma semana el subgobernador del Banco de España y presidente del FROB y, por tanto, el que envió este escándalo a la Fiscalía, Fernado Restoy, este caso no tiene relevancia en términos de solvencia porque la cantidad es reducida, pero estos 15 millones de euros son llamativos por el impacto social.
El auto se publicará este viernes.
Lea también:
Fuente de datos: bolsamania.com

viernes, 17 de octubre de 2014

Varias entidades se enfrentaron al Banco de España por sus retribuciones excesivas y opacas

56 consejeros y directivos de Bankia; 12 de NCG Banco; 10 de Catalunya Banc; ocho de Banco CEISS, y uno de BMN tuvieron que limitar sus salarios


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se autoimpone ahora la medalla de actuar con “rapidez y diligencia” frente a las irregularidades en las cajas de ahorros nacionalizadas. Pero el esfuerzo por una mayor transparencia en los salarios de consejeros y directivos de esas entidades se inició meses antes de su triunfo en las elecciones generales. Las indagaciones del Banco de España y la obligación de publicar de manera detallada todas las retribuciones le enfrentó directamente con el sector, especialmente con entidades como Banco CEISS, y las medidas posteriores no acabaron de detectar prácticas opacas como las de las tarjetas de Caja Madrid.

El uso y abuso de las tarjetas ‘black” para directivos y consejeros de Caja Madrid reabren las heridas que ya se produjeron con el estallido de la crisis y las altas remuneraciones, aunque fueran legales y sin opacidad fiscal, que tenían un buen número de representantes en las cajas de ahorros y que no podían conocerse al detalle ya que no estaban obligados a su desglose al no tratarse de entidades cotizadas, como ocurría con los bancos.

Tras una primera petición en 2011 para que se conocieran todas las remuneraciones, sobre todo en las entidades bancarias que habían recibido ayudas públicas, el Banco de España no logró encontrar cuestiones irregulares en la política de retribuciones. Así ocurrió en Bankia-Caja Madrid, donde el auditor fue Garrigues para dar fe de lo que se le indicaba por parte de la entidad. En aquella auditoria, las tarjetas opacas se quedaron al margen de cualquier control.

El Banco de España dio una vuelta de tuerca más con una circular que obligaba a todas las entidades con ayudas públicas a que desglosaran, de manera individual, las remuneraciones de sus consejeros y directivos, tanto en la retribución fija como en la variable o aquellas dietas de las que fueran beneficiados.

Aquel exigente striptease, que debía ser visible antes de acabar aquel año, generó un agrio enfrentamiento entre los responsables del Banco de España, en el que aún estaba como gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), y una serie de entidades acostumbradas a mantener más que ocultas cuestiones como las remuneración de directivos y consejeros. El enfrentamiento fue especialmente duro con los responsables de Banco CEISS, entidad que surgió de la fusión de Caja España y Caja Duero. Su presidente, Evaristo del Canto, y el director general, José María de la Vega, no dieron consentimiento sobre la publicación de su retribución durante el ejercicio de 2011.

Menos tensa fue la postura de los responsables de Caja Segovia, ya integrada en la operación de Bankia, pero nadie desglosó sus retribuciones al amparo de la Ley de Protección de Datos. En Caja Ávila, también en la órbita de Bankia, un consejero se negó a hacer público el blindaje que tenía en el caso de despido. Mientras, los miembros del antiguo comité de Unnim Caixa (que posteriormente acabó en manos del BBVA), no desglosaron de manera individualizada sus salarios.

Más que el Gobernador

Aquel destape salarial generalizado, en plenas navidades, aportó datos que resultaban algo más que chocantes, en plena crisis, destrucción de empleo, ajustes salariales y recortes a la vista mientras que Mariano Rajoy, tras su victoria en la elecciones generales de noviembre de 2011, daba sus primeros pasos con el Gobierno que tenía que devolver a la economía española a la senda del crecimiento.

Una quincena de consejeros, sin función ejecutiva alguna en sus entidades (cajas de ahorros con ayudas públicas), habían tenido una remuneración superior durante 2011 a la que el propio gobernador del Banco de España, por aquel entonces Fernández Ordóñez, recibía.

El sueldo bruto anual de MAFO ascendió aquel año a poco más de 165.000 euros, una cantidad nada desdeñable en aquellos momentos (y también en los actuales), pero que ya se había visto congelado durante 2010 y tras ser recortado en un 15%, desde los 195.000 euros que percibía con anterioridad.

La retribución de esa quincena de consejeros se correspondía en su gran mayoría a la dietas por asistencia a las reuniones mensuales. Siete de ellos eran de Bankia; cinco de BMN, que planea ahora su salida a bolsa durante 2015; dos eran consejeros de Banca Cívica, que acabaría absorbida por Caixabank, y uno de NCG Banco (ahora Abanca y bajo el control del grupo venezolano Banesco).

Límites por ley

Estos casos y las millonarias retribuciones de algunos ejecutivos, con Rodrigo Rato a la cabeza como presidente de Bankia, obligó a una nueva ofensiva, en este caso desde el Ministerio de Economía, con un Luis de Guindos casi recién llegado al departamento. Una de sus primeras medidas, en febrero de 2012, fue la limitación de las retribuciones fijas (las variables desaparecían) para los ejecutivos de las entidades nacionalizadas (300.000 euros) y aquellas con ayudas (600.000 euros, aunque en agosto de aquel año se rebajó a 500.000 euros).

Aquella medida ya afectó, desde el primer momento, a 56 consejeros y directivos de Bankia; 12 de NCG Banco; 10 de Catalunya Banc; ocho de Banco CEISS, y uno de BMN. La lista de afectados se amplió en febrero de 2013, con las inyecciones a las entidades englobadas en el grupo 2 del examen de Oliver Wyman. De esta manera, 16 consejeros de Caja 3 se tenían que recortar las remuneraciones; nueve en el caso de BMN; cinco de Banco CEISS, y otros cinco de Liberbank.

Desde entonces, y pese a todo, se han detectado algunos casos en diversas entidades en las que las remuneraciones de directivos y consejeros no se habían ajustado a lo fijado ya por ley. La existencia de las tarjetas opacas de Caja Madrid, sin embargo, no se llegaron a descubrir con todos estos esfuerzos para dotar de una mayor transparencia en el gobierno corporativo del sector bancario.  

Un matrimonio calandino recuperará 240.000 euros de preferentes

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Gandesa ha condenado a Bankia a devolver 240.000 euros a un matrimonio octogenario de Calanda. Los bajoaragoneses invirtieron esta cantidad en participaciones perferentes y obligaciones subordinadas en 2009, en la oficina que Caja Madrid (ahora Bankia) tenía en Alcañiz.

Ahora, un juez ha declarado la nulidad de los contratos por los que los clientes adquirieron estos productos tóxicos y ha condenado a la entidad a pagar también las costas del proceso y los intereses correspondientes. La sentencia se basa en la falta de información, el desconocimiento y la ausencia de formación financiera de los consumidores para aceptar unos productos complejos que llevan consigo un riesgo importante que no conocían. «A ellos les vendieron estos productos como un plazo fijo y seguro y confiaron a esta entidad todos sus ahorros. Queda claro que les ocultaron información sobre el producto», afirmó el abogado del matrimonio, Germán Gorgees, que subrayó que el matrimonio vive con una pensión mínima y que esos 240.000 euros eran los ahorros de toda una vida trabajando.
El letrado explicó que los calandinos, que prefieren mantenerse en el anonimato, se dirigieron a la oficina alcañizana tras escuchar en los medios de comunicación que muchos clientes querían acceder a sus ahorros y los bancos no lo permitían. Una vez allí les informaron de que no era posible la devolución de su dinero e, inmediatamente, los ancianos se pusieron en contacto con el abogado. El cierre de la oficina de Caja Madrid en la capital bajoargonesa provocó que las diligencias se trasladaran a Gandesa.
Aunque el juez de Gandesa ha dado la razón a los calandinos, la entidad podría recurrir la sentencia, que pasaría a la audiencia provincial de Tarragona. «Si no se recurre tendrán que abonar el dinero a mis clientes en un mes. Si recurren, se retrasaría el proceso», apuntó Gorgees. No obstante, no es probable que Bankia recurra ya que, al menos en Gandesa, no lo ha hecho en otras ocasiones. Es más, el 90% de los casos resultan favorables a los consumidores. «Pero tampoco hay que descartar que recurran», admitió.

Preferentes y subordinadas 
Las participaciones preferentes y las obligaciones subordinadas son productos financieros complejos que muchas entidades bancarias ofrecieron en su día a los clientes. La diferencia radica en que las primeras no tienen plazo de retirada y las segundas sí. Hasta el verano de 2012, las entidades bancarias podían canjear estos productos por el valor nominal de forma interna en cualquier momento pero la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España prohibieron la venta de preferentes de ese modo y exigieron que se hiciese a precio de mercado. Algunas entidades ofrecieron alternativas a los clientes pero en el caso de Caja Madrid, la entidad se negó a devolver el dinero. 
El matrimonio calandino es uno de los millones de afectados por las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas de Caja Madrid en toda España. La indignación de estos afectados se ha multiplicado al conocer como los consejeros de esta entidad gastaban millones de euros en restaurantes, clubes, tiendas, viajes y gastos de lujo.
Fuente de datos: la comarca.net

jueves, 16 de octubre de 2014

¿Había también tarjetas opacas a disposición de los directivos de CajaEspaña?

Sí, acabo de fumarme a solas el recuerdo de
una muchacha en cierto modo sofisticada, de perfil 

vagabundo y con psiquismo sin contornos que tocaba el 

violín así, sin saber, en la Calle Ancha: en honor a las 

sensaciones potentes que nos regalaba entonces Julio 

Cortázar a aquella inmigrante sin posibles –con decir 

inmigrante hubiera bastado- la llamábamos la Maga. 
Ella nos enseñó que el subdividido León, como el Jardín del Bien y del Mal, constaba de dos almas separadas por el río, el cual, ya se sabe, subraya limitaciones y límites.
Una vez, y con el corazón tiritando, la seguimos al concluir su errática jornada laboral y descubrimos que pernoctaba en un cajero compartido del excéntrico Barrio del Crucero: allí un nocturno abrigo de vino, besos y casi flores. Y nosotros obligados a la fuerza por lo real a rebasar el lirismo adolescente tras conocer así, sin anestesia, la tristeza y la derrota más humanas.
¡Ah, los pecados capitales de provincia! Recuerdo que regresamos del ya turbador más allá del río con el alma clasista y equivocada, o mascando una tristeza culpable, mientras atravesábamos esa estación de paso entre dos mundos llamada el Puente de los Leones…
Sin embargo es oportuno notar y anotar que, a pesar de todo, nosotros hemos crecido y León ha mejorado… ¡Oh, no dejemos que nos enturbien tal certidumbre preguntas sobre la calidad de nuestra clases política como, por ejemplo, si había también, además de preferentes, había también tarjetas opacas para desmesurados gastos injustificados a disposición de los directivos de la antigua Caja España!… 
Acabo de volver a decírmelo a mí mismo mientras,como quien entona la Balada del Paseo de los Leones, paseo por una Avda Dr. Fleming en la que ya no hay paso a nivel y desde la cual, a la altura del pequeño Palacio de Congresos, ahora, como indicando que León es cada vez más una sola ciudad, se divisa la Catedral. Y me he fumado el recuerdo de la Maga después de tanto tiempo entendiendo al hacerlo que yo, igual que mi ciudad, he crecido y ya no soy un niño...
En efecto, no hay en mí ya ningún niño: tratar de recuperarlo engañado por la nostalgia sería tan inútil como entrar en un bar preguntando por un paraguas perdido para marcharme finalmente con el paraguas de cualquiera.
Luis Artigue
Fuente de datos: leonoticias.com

Los fondos extranjeros controlan ya casi un 20% de Bankia

Accionistas institucionales extranjeros controlaban el 19,70% del accionariado de Bankia a 31 de agosto, muy por encima de los institucionales españoles, que poseían un 3,56%, según datos facilitados por el banco nacionalizado.
El capital social de Bankia está formado por 11.517 millones de acciones, que se concentran en 466.571 accionistas. Los minoristas cuentan con 15,15% del accionarado. El Estado controla a través de la participación del Fondo de Resolución Ordenada Bancaria (FROB) en Banco Financiero y de Ahorros (BFA) alrededor del 61% de Bankia.
Los fondos extranjeros se hicieron con el grueso del primer paquete que el Estado puso a la venta en Bankia el pasado mes de febrero. En ese momento, la participación de los fondos foráneos aglutinaba el 17,85% del capital social del banco nacionalizado.
El porcentaje de Bankia en manos de accionistas institucionales extranjeros se ha incrementado a lo largo del último año y medio. En mayo de 2013, los extranjeros representaban un 3,8% del capital del banco nacionalizado.
El Banco de España afirmó este martes que “no hay sentido de urgencia” en la desinversión por parte del Estado en Bankia. Para el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, el equipo liderado por José Ignacio Goirigolzarri ejerce una gestión “adecuada y muy satisfactoria” que genera valor en la franquicia. Las acciones de Bankia cerraron la sesión en Bolsa del martes en 1,366 euros. A las 14.00 horas de hoy caían un 2,2%, hasta los 1,33 euros.
Por otra parte, Bankia ha reducido su balance hasta los 247.513 millones en activos y cuenta con depósitos de la clientela de 104.075 millones de euros. La capitalización bursátil de la entidad presidida por Goirigolzarri ascendía a cerca de 17.000 millones a cierre de agosto.
Fuente de datos: cincodias.com

La voracidad de los directivos de Bankia: exigieron cobrar como los bancos de EEUU

Sucursal de Bankia en la calle Príncipe de Vergara de Madrid (EFE)
La investigación judicial de la quiebra de Bankia está diseccionando el funcionamiento de la entidad durante los meses previos a su colapso. La última gran revelación han sido las presuntas tarjetas opacas que 86 exdirectivos de la institución habrían usado para costearse gastos y caprichos personales por un valor total de 15,5 millones de euros. Pero el sumario del caso contiene otros datos que también ilustran la voracidad de los máximos responsables de la entidad. Las actas de la comisión de retribuciones de la matriz de Bankia, el Banco Financiero y de Ahorro (BFA), a las que ha tenido acceso El Confidencial, evidencian el interés que tuvieron sus integrantes por otorgarse cuanto antes unos sueldos similares a los que se abonaban en grandes instituciones financieras, a pesar de la delicada situación que ya atravesaba el banco en aquel momento.
Eso es lo que se desprende desde las primeras reuniones de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de BFA. En el primer encuentro, el 24 de enero de 2011, sólo tres semanas después de que se constituyera oficialmente la entidad, los integrantes de este órgano –José Manuel Serra Peris (presidente), Jorge Gómez Moreno, José Antonio Moral Santín, Ángel Villanueva Pareja, Remigio Pellicer Segarra (vocales) y Miguel Crespo Rodríguez (secretario)– acordaron encargar a la consultora Hay Group “un análisis de retribuciones del sector financiero español, con particular referencia a las sociedades cotizadas, y en estas últimas no sólo las financieras, sino también a las más significativas”. Los consejeros de BFA querían que sus retribuciones estuvieran a la altura de las que percibían los miembros de las compañías privadas más importantes de España. Con ese documento, elaborarían una “propuesta de retribuciones”.
Los consejeros acordaron volver a reunirse en dos semanas para estudiar las recomendaciones de Hay Group, pero Moral Santín, que ocupaba un puesto en BFA a propuesta de Izquierda Unida, aprovechó esa primera reunión para recordar la autoridad que tenía en materia salarial el órgano del que formaba parte. “Moral Santín recuerda que la propuesta al Consejo, tanto de retribuciones como de Consejeros, como de Directivos Ejecutivos, corresponde a la Comisión de Nombramientos y Retribuciones”, anotó Crespo en las actas de esa primera reunión.
Pinche para leer el documento.Pinche para leer el documento.
Moral Santín –uno de los que más usó la tarjeta opaca, con un gasto de 456.522 euros– no se quedó ahí. Insistió en que los sueldos de todos los directivos debían estar al mismo nivel que los de consejeros de “bancos de dimensión y condición equiparable y no de las cajas de ahorro”. Y consideró que en el análisis de las retribuciones debían “introducirse no solo los conceptos estrictamente retributivos, sino también los denominados ‘otros conceptos’”.
A la altura del sector 
El 15 de febrero de 2011, la Comisión de Nombramientos y Retribuciones volvió a reunirse ya con el informe de Hay Group sobre la mesa. “Se informó sobre la retribución de los consejeros no ejecutivos de empresas cotizadas en el Ibex 35 y tal retribución en el contexto actual. Señala que con carácter general se contemplan unas retribuciones con una parte fija y otra por asistencia”. Como habían pedido los integrantes de este órgano, la comparación de los salarios se extendió a entidades de otros países de la Unión Europea y de Estados Unidos, pese a lo lejos que estaba España de las primeras economías del mundo. Además, la Comisión decidió que el salario de los directivos se incrementara si el presidente de la entidad les encargaba trabajos o proyectos específicos.
En la tercera reunión de la comisión, el 21 de marzo de 2011, sus integrantes no sólo consideraron que los directivos de BFA tenían que recibir un salario a la altura de sus expectativas, sino que la entidad también debía abonarles un seguro de salud y otro de responsabilidad civil que les cubriera en caso de reclamaciones derivadas de su gestión al frente del banco. Acordaron solicitar información sobre esos productos y analizar las propuestas más adelante.
 Fotografía de archivo de Rodrigo Rato (d) y José Luis Olivas. (EFE)Fotografía de archivo de Rodrigo Rato (d) y José Luis Olivas. (EFE)
Tres semanas después, los miembros de la comisión estudiaron de nuevo las diferentes fórmulas que existían para fijar su propia remuneración. El asunto sin duda les preocupaba, a la vista del tiempo que dedicaron a esta cuestión y de los numerosos documentos que encargaron para confirmar que sus salarios se ajustaban a los criterios del sector financiero. De hecho, las actas de la Comisión de Retribuciones reflejan más datos e intervenciones que sus componentes que las de la Comisión Delegada de Riesgos, en la que se abordaban las operaciones más delicadas o relevantes para BFA.  
3.000 euros por sesión
Tomando como punto de partida el informe de Hay Group, “el índice Spencer Stuart de Consejos de Administración de España de 2009” y el “Informe sobre Remuneración de los Consejeros de diciembre de 2010 de PWC”, la Comisión de Retribuciones decidió que una parte del sueldo fuera fija (60%) y otra variable en función del cumplimiento de una serie de objetivos (40%). Los asistentes al consejo de administración cobrarían una dieta adicional de 3.000 euros por sesión. Por su parte, los propios integrantes de la Comisión de Retribuciones se fijaron un sueldo de 25.000 euros anuales. El presidente del órgano cobraría el doble. Además, todos los directivos tendrían derecho a un pago en acciones de la propia Bankia que no se entregaría hasta que no se perdiera la condición de consejero. Por último, los directivos disfrutarían de un plan de pensiones con opción de rescate. Por supuesto, la entidad aportaría los fondos.
Los directivos de la Comisión de Retribuciones volvieron a reunirse los días 4, 19 y 26 de mayo de ese año para concederse algunas mejoras. Elevaron al 80% la parte fija de sus sueldos y, por tanto, dejaron a expensas del cumplimiento de objetivos únicamente el 20% restante. También suprimieron la prohibición de convertir en efectivo las acciones antes de la pérdida de condición de consejeros. “Las acciones recibidas del banco cotizado [Bankia] serán disponibles a los tres años de su entrega efectiva”, pactaron. Asimismo, tras estudiar las alternativas disponibles, se otorgaron por unanimidad “un seguro colectivo” que cubriera sus pensiones millonarias y otro de responsabilidad civil.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
El 6 de junio de 2011, el foco de atención de la Comisión de Retribuciones se desplazó a las ventajas contractuales que a su juicio les correspondían al presidente y vicepresidente de la entidad, Rodrigo Rato y José Luis Olivas, respectivamente. Los consejeros acordaron sumar a sus sueldos astronómicos dietas complementarias por su asistencia a consejos y les concedieron el derecho a “una indemnización de dos anualidades de salario al término de sus funciones” sin especificar ningún otro condicionante para que pudieran recibirla.
"Retribuciones moderadas"
La situación en la que ya se encontraba en aquellos momentos BFA y el contexto general del país llevó a los miembros de Comisión de Retribuciones a terminar aquel encuentro recordando que los salarios de los directivos de la entidad podían haber sido incluso más elevados. “Las retribuciones fijadas son moderadas en comparación con la media del sector, habiéndose fijado así en atención a las ayudas públicas recibidas y al carácter inicial del proyecto (La propuesta se encuentra por debajo del tercer cuartil y muy próximo a la mediana, extremo relevante tratándose Bankia de un banco que se encuentra por dimensión entre los primeros del país)”, recoge textualmente el acta a la que ha tenido acceso El Confidencial y que se encuentra incorporada al sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.
Esa afirmación no convenció al Banco de España, que el 27 de octubre de 2011 pidió a Rato que justificara las retribuciones de la dirección de la entidad. El ministro de Economía, Luis de Guindos, fue más allá y aprobó sólo unas semanas después de llegar al cargo el RDL 2/2012, que limitó el sueldo de los consejeros de BFA y Bankia. Con ese decreto, Rato pasó de cobrar 3 millones de euros al año a tan sólo 600.000 euros. La Comisión de Retribuciones de BFA fue convocada de nuevo el 6 de febrero de 2012 para asumir oficialmente las fuertes rebajas salariales impuestas por esa norma. La fiesta se había terminado.
Sin embargo, para entonces, los integrantes de esa comisión ya habían percibido suculentas nóminas. Jorge Gómez Moreno ingresó 339.000 euros en 2011, Remigio Pellicer, 302.000, y Ángel Villanueva Pareja, 307.000. José Antonio Moral Santín sólo fue vocal hasta el 16 de junio 2011, pero por sus cinco meses y medio en el puesto cobró 231.000 euros, es decir, 42.000 euros al mes. José Manuel Serra Peris estuvo igualmente en el cargo hasta junio de 2011, y también ingresó por ese periodo la mareante cantidad de 178.000 euros, 32.300 euros por mes trabajado. 
Fuente de datos: elconfidencial.com